Artesanía en Altea: el mercadillo y la Feria

En Altea hay espacios para la exposición y venta de la producción local, tanto en el sector gastronómico como de objetos utilitarios y de decoración elaborados artesanalmente.

Esto espacios sirven para dinamizar la economía local de Altea, incentivar el turismo y, además, darle un pintoresco encanto a la ciudad.

Los principales espacios son: el mercadillo semanal y la feria, que se celebra dos veces al año y es conocida como la Mostra d’ Artesanía.

Mercadillo Artesanal de Altea

El mercadillo artesanal de Altea, que se celebra todos los martes por la mañana, es una de las atracciones más populares de esa localidad. Tiene una historia interesante que refleja la tradición y el espíritu comunitario de la ciudad.

Como todo mercado artesanal, el de Altea comenzó como un espacio donde los pescadores, artesanos y productores locales podían vender sus productos directamente al público. Con el tiempo, el mercadillo creció en tamaño y popularidad, convirtiéndose en una atracción turística importante para la ciudad.

El mercadillo artesanal no solo ofrece una oportunidad para que los visitantes compren productos únicos y de alta calidad, sino que también contribuye a la economía local al apoyar a los artesanos y pequeños empresarios de la región. Además, crea un ambiente animado y festivo en el casco antiguo de Altea, atrayendo tanto a residentes como a turistas que buscan disfrutar de la autenticidad y el encanto de la vida local.

El mercadillo artesanal de Altea se encuentra en el casco antiguo de la ciudad, en las pintorescas calles adoquinadas que serpentean entre las casas blancas típicas de la arquitectura mediterránea. Esta ubicación añade un encanto adicional a este mercado y lo convierte en una experiencia agradable para los visitantes.

Hoy día, en ese lugar se ofrece una amplia variedad de artículos artesanales y locales, que van desde joyas y bisutería hasta cerámica pintada a mano, lámparas, cuadros, esculturas y obras de arte de artistas locales. También se consiguen textiles, como bufandas, mantas, bolsos y carteras de cuero, cinturones, calzado artesanal, prendas de vestir y todo tipo de accesorios tejidos a mano, así como mantelería y textiles para el hogar.

Los visitantes también pueden encontrar alimentos gourmet, como quesos artesanales, embutidos y salazones, aceites de oliva virgen extra, miel local y productos apícolas, mermeladas y conservas caseras, vinos y licores regionales, panes y pasteles horneados de manera tradicional.

Entre los gastronómicos, también se encuentran productos agrícolas frescos, tales como frutas y verduras frescas de temporada, hierbas aromáticas y especias, frutos secos y alimentos orgánicos cultivados localmente.

Entre los artículos de cuidado personal, se consiguen jabones y cosméticos naturales, productos de aromaterapia y aceites esenciales, hierbas medicinales y tés.

Esta variedad refleja la diversidad y la riqueza de la artesanía local, la gastronomía y la cultura en la región de Altea. Los visitantes pueden disfrutar explorando los puestos del mercadillo y descubriendo los tesoros únicos que ofrece cada vendedor.

El ambiente allí es animado y colorido, con puestos decorados con esmero, que cuentan con vendedores entusiastas. La música en vivo a menudo ambienta el mercado, creando una atmósfera festiva y acogedora para los visitantes.

El mercadillo artesanal de Altea es una parte importante de la vida cultural y social de la ciudad, y refleja la rica tradición artesanal y gastronómica de la región. Es un lugar donde residentes y turistas pueden disfrutar de la autenticidad y el encanto de los productos locales mientras exploran las calles históricas de Altea.

Mostra d’Artesanía d’Altea

Mostra D' Artesanía de Altea
Vista de la Mostra de Artesanía de Altea

La Mostra d’Artesania d’Altea es una feria artesanal que se lleva a cabo desde 1983 en esa localidad alicantina, y es celebrada dos veces al año: en Semana Santa y, luego, en el mes de septiembre. Esta muestra dispone de 20 puestos de artesanía seleccionados cuidadosamente, que reciben la visita de miles de personas.

La Feria se celebra en la Plaza de la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, ubicada en el encantador casco antiguo de la ciudad, y es una de las actividades más destacadas del calendario cultural de Altea, atrayendo a residentes y visitantes que desean explorar la diversidad y calidad de la artesanía local.

Durante la feria de la Mostra d’ Artesanía, la plaza se llena de puestos donde los artesanos locales exhiben y venden una amplia variedad de productos hechos a mano. Desde joyas y bisutería hasta cerámica, textiles, objetos de decoración y obras de arte, los visitantes pueden encontrar una gran variedad de artículos únicos y originales para comprar recuerdos y regalos.

Además de los puestos de artesanía, la feria suele incluir actividades complementarias, como demostraciones en vivo de técnicas artesanales, actuaciones musicales y eventos culturales. Esto crea un ambiente festivo y animado en la plaza, donde los visitantes pueden disfrutar de la experiencia de conocer a los artesanos locales y descubrir la riqueza creativa de la región.

La Feria de Artesanía de Altea es una oportunidad no solo para apoyar a los artistas y artesanos locales, sino también para sumergirse en la cultura y el patrimonio de la ciudad, mientras se disfruta de la belleza y el encanto del casco antiguo. Es un evento que refleja el espíritu vibrante y creativo de la comunidad local y que vale la pena visitar si te encuentras en la zona durante su celebración.

Comparar listados

Comparar